La Poliglobulia 


La poliglobulia es un término que solo refleja el aumento del volumen total de los glóbulos rojos en la sangre.

Se define por la presencia (en varones) de hematocritos superiores al 55 % y hemoglobina superior a 18,5 gr/dl, ambos de forma mantenida en análisis sucesivos, ya que es frecuente que se consulte por una alteración mínima y puntual y suele quedarse en un hallazgo ocasional que al repetir la analítica se pudiera haber normalizado.

Dentro de las poliglobulias hay dos grupos muy diferente

  • Poliglobulias Primarias: El otro grupo son las poliglobulias primarias, o enfermedad propia en sí, en las que se produce un aumento de la producción de hematíes por la médula ósea.Dentro de estas, la más frecuente, es la Policitemia Vera, enfermedad en la que hay producción excesiva en la médula óseade precursores hematológicos, y que se traduce en un aumento de hematíes, leucocitos y plaquetas sangre periférica, lo que se detecta en las analíticas pero con un aumento sobre todo (y a veces, de forma única inicialmente) de hematíes.Su causa es desconocida, pero recientemente se ha descubierto que hay una mutación de un gen (JAK2) que está implicada en su aparición.Suele ser difícil de diagnosticar, ya que progresa lentamente y da síntomas muy inespecíficos y presentes en muchas situaciones.Los síntomas son inespecíficos inicialmente, hasta que progresan y ya se comienza a pensar en ella: cansancio, mareos, zumbidos en los oídos, sensación de cargazón en la cabeza, aumento de la tensión arterial… es muy típica la aparición de picor, que característicamente se agrava con el contacto con agua, y con el paso del tiempo aparece en el paciente una rubicundez facial (sobre todo en zonas dístales como las orejas, nariz…) que ayuda a sospechar el diagnóstico