Día Mundial del Donante de Sangre Voluntario

El objetivo de esta celebración consiste en aumentar la concienciación mundial sobre la necesidad de disponer de sangre y productos sanguíneos seguros para transfusión y la aportación fundamental que a los sistemas nacionales de salud hacen los donantes de sangre voluntarios no remunerados.

El Día Mundial del Donante de Sangre es también una oportunidad para homenajear a quienes ya son donantes, respondiendo así al aumento mundial de la demanda de donaciones voluntarias y no remuneradas de sangre. En la actualidad hay 57 países en los que el 100% de las donaciones de sangre son voluntarias, en comparación con los 39 que había en 2002. En este contexto, el 17 de junio se realizó en Quito un acto de homenaje a los donantes voluntarios que han donado sangre más de 30 veces.  Autoridades del Ministerio de Salud Pública, Cruz Roja y OPS/OMS destacaron el ejemplo de solidaridad y sensibilidad humana de este grupo de donantes. «Es un gesto aparentemente simple, pero contribuye a cumplir el objetivo de tener sangre segura de donantes voluntarios para quienes lo necesitan … es un ejercicio de voluntariado en un esfuerzo por contribuir a un país mejor», destacó la representante de la Cruz Roja.

El Ministerio de Salud y a la Cruz Roja Ecuatoriana están trabajando para la puesta en marcha de un programas de sangre sostenibles, coordinando  a nivel nacional, con sistemas de regulación apropiados mediante: a) el compromiso y el apoyo del MSP en favor de un Programa Nacional de Sangre dotado de sistemas de gestión de la calidad, fortalecimiento del marco legal, la formulación de la Política y Plan Nacionales de Seguridad Transfusional, y por impulsar un Plan Nacional de  Donación Voluntaria bajo un programa conjunto en marcha.

En la Resolución, la OMS insta a los Estados Miembros:

  • A que promuevan y apoyen la celebración anual del Día Mundial del Donante de Sangre;
  • A que establezcan sistemas, o fortalezcan los sistemas existentes, para atraer y retener donantes de sangre voluntarios y no remunerados, y para aplicar criterios rigurosos en la selección de donantes;
  • A que adopten disposiciones legislativas, cuando sea necesario, para eliminar la donación de sangre remunerada;
  • A que proporcionen fondos suficientes para que se disponga de servicios de donación de sangre de alta calidad y se amplíen esos servicios hasta atender las necesidades de los pacientes;
  • A que fomenten la colaboración multisectorial entre los ministerios gubernamentales, los servicios de transfusión sanguínea, los órganos profesionales, las organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil y los medios de comunicación, con miras a impulsar la donación de sangre voluntaria y no remunerada;
  • A que establezcan un proceso de calidad para la formulación de políticas y la adopción de decisiones relativas a la disponibilidad y la seguridad de la sangre sobre la base de consideraciones éticas, la transparencia, la evaluación de las necesidades nacionales, las pruebas científicas y el análisis de los beneficios respecto de los riesgos;

ARTÍCULOS RELACIONADOS

03

Jul
Hematología Quito

El 80% de los problemas entre médico y paciente son de comunicación

Mauricio Heredia, director médico del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) del IESS ha explicado a REDACCIÓN MÉDICA que el 80 por ciento de problemas entre el personal de Salud y los pacientes vienen de una mala comunicación. Durante su conferencia presentada en el Auditorio del HCAM, Heredia ha asegurado que “para mejorar el servicio los médicos y enfermeras deben ponerse […]