¿Qué es la Policitemia Vera?


La policitemia vera es un tipo de cáncer en la sangre de evolución lenta en el que la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos. Este exceso de células espesa la sangre, lo que enlentece la circulación. También puede causar complicaciones, como coágulos sanguíneos, que pueden provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebro-vascular. La policitemia vera no es frecuente. Por lo general, evoluciona lentamente, y pueden pasar años sin saber que la padeces. A menudo, la enfermedad se descubre en un análisis de sangre que se realiza por otro motivo

Sin tratamiento, la policitemia vera puede poner en riesgo la vida. Pero una atención médica adecuada puede ayudar a aliviar los signos, síntomas y complicaciones de la enfermedad. Con el tiempo, existe el riesgo, en algunos casos, de que avance y se convierta en otros tipos de cáncer de sangre más graves, como mielofibrosis o leucemia aguda.

Síntomas


Muchas personas con policitemia vera no tienen signos ni síntomas. Otras pueden presentar:

  • Picazón, especialmente luego de un baño o una ducha caliente
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Sangrado o hematomas, en general, menores
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Sudoración excesiva
  • Hinchazón dolorosa de una articulación, generalmente el dedo gordo del pie
  • Dificultad para respirar
  • Entumecimiento, hormigueo, ardor o debilidad en las manos, los pies, los brazos o las piernas
  • Sensación de saciedad o hinchazón de la parte superior izquierda del abdomen debido al agrandamiento del bazo
  • Fiebre
  • Adelgazamiento sin causa aparente

Causas


La policitemia vera es un tipo de cáncer de sangre conocido como «neoplasia mieloproliferativa». Aparece cuando la mutación de un gen provoca un problema en la producción de células sanguíneas. Normalmente, el cuerpo regula la cantidad de células sanguíneas de cada uno de los tres tipos: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Sin embargo, con la policitemia vera, la médula ósea produce demasiadas células sanguíneas de un tipo.

Se cree que la mutación que causa la policitemia vera afecta un interruptor proteínico que le indica a la célula que debe crecer. Específicamente, es una mutación de la proteína quinasa Janus 2 (JAK2). La mayoría de las personas que padecen policitemia vera presenta esta mutación. Se desconoce la causa de esta mutación, pero generalmente no se hereda.